La diferencia entre SPAM y papelera

La diferencia principal entre marcar un correo como SPAM y enviarlo a la papelera, es que supuestamente al enviar un correo a la papelera, estamos diciendo a nuestro servidor que ese mensaje no nos interesa tenerlo a mano y por tanto, se descarta, siendo eliminado.

Mientras tanto, si marcamos un correo como SPAM, es que no deseamos recibir correos del remitente, que puede ser por ejemplo, una entidad bancaria que quiere prestarte servicios o una agencia de viajes que quiere que compres un vuelo.

Cuando marcamos un correo como SPAM en Hotmail, le estamos diciendo a Hotmail que el correo que recibimos es intrusivo y no solicitado. Hotmail intentará encargarse de desviar todos los correos que envie dicho remitente a tu cuenta de Hotmail. Cuantos más mensajes se consideren SPAM, menos correos recibiremos a largo plazo, puesto que si los eliminamos, seguirán llegándonos futuros correos.

Correo Spam enviado por nuestros amigos

Si recibimos extraños correos por parte de nuestros amigos, es que muy posiblemente no nos lo hayan enviado ellos. Lo más común es que hayan afirmado algún termino de uso que no han leido al entrar en una aplicación de terceros que requiere la contraseña. Normalmente estas páginas son del tipo “Averigua quién te bloqueó” y no son nada saludables para nuestro Hotmail.

Para acabar con esto, lo mejor es que el usuario cambie la contraseña y que los remitentes de mensajes Spam hagan reportes a conciencia sobre los emails.

Desgraciadamente, hay una comunidad de malhechores que quiere hacer sufrir a Hotmail pero que cada día son repelidos por los técnicos de Hotmail. Es una guerra sin cuartel en la que si los usuarios no colaboran protegiéndose, los dichos malhechores acecharán nuestra privacidad y la de Hotmail como servicio entero.

Cualquier email extraño que recibáis merece ser investigado para llegar al emisor. Nuestros amigos envian correos, pero nunca con publicidad o temas extremadamente anormales.